Tierra y vivienda

casaaPor el acceso a la Tierra, la Vivienda, y el Derecho a la Ciudad

Hoy en Tandil el principal problema es la situación habitacional. El acceso a la tierra

y la vivienda digna. En nuestra ciudad existe un permanente déficit habitacional. ¿Que

quiere decir? Que a medida que crece cada vez más familias no pueden acceder a estos

derechos fundamentales. ¿Por qué? Porque en el proyecto de ciudad actual la tierra, la

vivienda y la ciudad son un negocio para unos pocos.

Tandil basa su desarrollo en el negocio inmobiliario, lo cual genera que la tierra,

la vivienda y los alquileres, sean cada vez más caros, y esto los convierte en bienes

inaccesibles para los sectores trabajadores y humildes, poniendo en riesgo el Derecho a

la Ciudad y la posibilidad de una vida digna para todo el pueblo. En Tandil la verdadera

inseguridad es la inseguridad habitacional.

Nuestras propuestas:

Ha llegado la hora de cambiar este modelo de ciudad de manera integral. A este

cambio le llamamos REFORMA URBANA. Es necesario cambiar las reglas de juego. Una

transformación de este tipo implica discutir quien dirige la ciudad; los empresarios y el

negocio inmobiliario o la comunidad toda y su derecho a vivir dignamente en la Ciudad.

Para lograr este cambio proponemos:

1. Participación Popular en la política habitacional y el desarrollo urbano

Hay que hacer realidad la “gestión democrática de la Ciudad”. Para esto hay que

cambiar el modelo de gestión actual, con el objetivo de que toda la comunidad sea

participe de las decisiones. Proponemos establecer una Planificación Pública y Popular

del desarrollo urbano y de la política habitacional, articulando el Poder Público y la

participación directa de las organizaciones sociales y las familias de los barrios de

nuestra ciudad.

2. Nueva Política Habitacional

Crear una Nueva Política Habitacional, que beneficie a los sectores de menos ingresos y

asalariados, que afecte de manera simultánea el acceso a la tierra urbana, la vivienda y

el mercado de los alquileres.

. Política de emergencia para disponer de tierra urbana con el objetivo del acceso a la

vivienda social.

. Crear la Misión Popular “Derecho a la Ciudad”. La misma es una iniciativa en materia

de acceso a la tierra urbana y la vivienda digna para los sectores de menos ingresos.

Esta iniciativa debe estar articulada a las organizaciones populares que trabajan en la

producción social del hábitat en los barrios, y debe tener como objetivo estratégico

lograr el déficit cero “0” en materia habitacional en la ciudad.

. Crear una Ordenanza que defienda los Derechos de los Inquilinos que son avasallados

permanentemente.

3. Regulación del mercado inmobiliario y la renta urbana

. Regular los precios de la tierra urbana y los alquileres.

. Recuperar, a través de impuestos, las grandes rentas del negocio inmobiliario privado.

Tiene como objetivo obtener financiamiento para desarrollar una política de acceso a la

tierra y la vivienda de carácter social.

. Prohibir las excepciones y los Convenios Urbanísticos que permitan obtener ganancias

extraordinarias a empresarios privados a costa de toda la comunidad.

. Crear un impuesto sobre la vivienda ociosa para combatir la especulación

4. Proteger nuestras Sierras

Es necesario detener el avance de la construcción urbana sobre las Sierras. Sabemos

que ese avance está ligado al negocio inmobiliario y a sectores de altos ingresos. Esta

situación apoyada por el gobierno municipal está produciendo una privatización y de un

bien natural que es de toda la comunidad. Por otra parte este avance no se preocupa

por las consecuencias ambientales que puede traer, ni por la protección del paisaje

serrano. Por todo esto proponemos declarar a las Sierras del Partido de Tandil como

Área Protegida.

Por el acceso a la Tierra, la Vivienda, y el Derecho a la Ciudad

Hoy en Tandil el principal problema es la situación habitacional. El acceso a la tierra

y la vivienda digna. En nuestra ciudad existe un permanente déficit habitacional. ¿Que

quiere decir? Que a medida que crece cada vez más familias no pueden acceder a estos

derechos fundamentales. ¿Por qué? Porque en el proyecto de ciudad actual la tierra, la

vivienda y la ciudad son un negocio para unos pocos.

Tandil basa su desarrollo en el negocio inmobiliario, lo cual genera que la tierra,

la vivienda y los alquileres, sean cada vez más caros, y esto los convierte en bienes

inaccesibles para los sectores trabajadores y humildes, poniendo en riesgo el Derecho a

la Ciudad y la posibilidad de una vida digna para todo el pueblo. En Tandil la verdadera

inseguridad es la inseguridad habitacional.

Nuestras propuestas:

Ha llegado la hora de cambiar este modelo de ciudad de manera integral. A este

cambio le llamamos REFORMA URBANA. Es necesario cambiar las reglas de juego. Una

transformación de este tipo implica discutir quien dirige la ciudad; los empresarios y el

negocio inmobiliario o la comunidad toda y su derecho a vivir dignamente en la Ciudad.

Para lograr este cambio proponemos:

1. Participación Popular en la política habitacional y el desarrollo urbano

Hay que hacer realidad la “gestión democrática de la Ciudad”. Para esto hay que

cambiar el modelo de gestión actual, con el objetivo de que toda la comunidad sea

participe de las decisiones. Proponemos establecer una Planificación Pública y Popular

del desarrollo urbano y de la política habitacional, articulando el Poder Público y la

participación directa de las organizaciones sociales y las familias de los barrios de

nuestra ciudad.

2. Nueva Política Habitacional

Crear una Nueva Política Habitacional, que beneficie a los sectores de menos ingresos y

asalariados, que afecte de manera simultánea el acceso a la tierra urbana, la vivienda y

el mercado de los alquileres.

. Política de emergencia para disponer de tierra urbana con el objetivo del acceso a la

vivienda social.

. Crear la Misión Popular “Derecho a la Ciudad”. La misma es una iniciativa en materia

de acceso a la tierra urbana y la vivienda digna para los sectores de menos ingresos.

Esta iniciativa debe estar articulada a las organizaciones populares que trabajan en la

producción social del hábitat en los barrios, y debe tener como objetivo estratégico

lograr el déficit cero “0” en materia habitacional en la ciudad.

. Crear una Ordenanza que defienda los Derechos de los Inquilinos que son avasallados

permanentemente.

3. Regulación del mercado inmobiliario y la renta urbana

. Regular los precios de la tierra urbana y los alquileres.

. Recuperar, a través de impuestos, las grandes rentas del negocio inmobiliario privado.

Tiene como objetivo obtener financiamiento para desarrollar una política de acceso a la

tierra y la vivienda de carácter social.

. Prohibir las excepciones y los Convenios Urbanísticos que permitan obtener ganancias

extraordinarias a empresarios privados a costa de toda la comunidad.

. Crear un impuesto sobre la vivienda ociosa para combatir la especulación

4. Proteger nuestras Sierras

Es necesario detener el avance de la construcción urbana sobre las Sierras. Sabemos

que ese avance está ligado al negocio inmobiliario y a sectores de altos ingresos. Esta

situación apoyada por el gobierno municipal está produciendo una privatización y de un

bien natural que es de toda la comunidad. Por otra parte este avance no se preocupa

por las consecuencias ambientales que puede traer, ni por la protección del paisaje

serrano. Por todo esto proponemos declarar a las Sierras del Partido de Tandil como

Área Protegida.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather