Criticas a la falta de políticas de seguridad alimentaria.

Desde Patria grande venimos impulsando el desarrollo de la agricultura familiar desde huertas comunitarias para generar una alimentación saludable, libre de agrotóxicos, así como también el fomento del trabajo en equipo y comunitario.
En momentos de crisis y aumentos generalizados de los precios de los alimentos, la producción familiar o comunitaria tienen que ser la base desde donde mejorar la calidad alimenticia de la población.
Desde hace tiempo venimos buscando el apoyo del Estado en este tipo de prácticas, ya que se necesitan herramientas apropiadas para llevar a cabo los trabajos. Creemos que el fomento y desarrollo de la agricultura comunitaria recupera los lazos solidarios y cooperativos de la sociedad.
Por eso repudiamos las políticas del gobierno nacional en desmedro de la calidad de la alimentación y la soberanía alimentaria, y que se ve agudizado con las políticas de ajuste que el estado nacional está aplicando, con los profesionales y técnicos y con las instituciones que acompañan a la producción de alimentos. Por ejemplo la iniciativa de los 600 despidos de la Secretaría de Agricultura Familiar del Ministerio de Agroindustria que sería una reducción del 50% de la planta, o la persecución política que sufren algunos técnicos del INTA.
Esto no sólo significa más gente en la calle, si no también menos financiamiento para el desarrollo de las huertas comunitarias y una clara estrategia para favorecer el negocio a base a de agrotóxicos y de concentración de la tierra.
Es por eso que exigimos al estado Nacional Políticas Públicas que fortalezcan la producción familiar y comunitaria de alimentos, la instalación de mercados populares para eliminar intermediarios, la capacitación constante y la entrega tanto de semillas como de herramientas para el trabajo.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather