UNIDAD DE ACCIÓN PARA FORTALECERNOS Y DEFENDERNOS

Este martes 31 de marzo se desarrollará un nueva medida contra la aplicación del impuesto a las ganancias a nuestros salarios. Originalmente la medida fue impulsada por los gremios del transporte, pero posteriormente fueron adhiriendo otros sectores. Los bancarios, la CGT de Moyano, el barrionuevismo, la CTA de Pablo Micheli y agrupamientos de izquierda, se suman a esta convocatoria que se convierte en un Paro General Nacional. Probablemente, el más contundente en muchos años.

Esta medida se da en una coyuntura de significativo deterioro del poder adquisitivo del conjunto de los trabajadores. Con paritarias que no alcanzan a impedir la caída de nuestros salarios por la inflación acumulada y la devaluación del año pasado. Con una situación de debilidad estructural como clase, a la que nos llevó la persistencia de un 35% de trabajo “en negro”, o la masividad de las diversas formas de trabajo precarizado en ámbitos estatales y privados. A su vez, la reciente ola de despidos y suspensiones en la actividad privada y el corrimiento hacia la derecha del espectro político, amenazan con profundizar las penurias en el corto plazo.

Como principal consigna se ha planteado el repudio al Impuesto al Salario, que afecta cada vez a más trabajadores/as. Creemos que incluso aunque la mayor parte de nuestros compañeros/as no esté alcanzado por este tributo, se trata de un problema de todos: es indefendible que dos pilares de la recaudación fiscal en nuestro país sean el regresivo IVA y el Impuesto al Salario de los trabajadores/as. Es por eso que este reclamo por Ganancias, que nuclea a algunos de los sectores más dinámicos del Movimiento Obrero, debe ser llevado adelante como propuesta de una profunda Reforma Tributaria para que paguen los que la tienen: los banqueros, las petroleras, las mineras, los grandes industriales, las patronales agrarias y capitalistas del juego. No podemos dejarnos extorsionar por quienes buscan fragmentar a la clase trabajadora: los fondos que solventan los subsidios y planes sociales para nuestros compañeros/as más explotados y desfavorecidos deben salir de las arcas de las patronales que la “levantaron en pala” durante toda esta década.

Es evidente que no compartimos las estrategias políticas de muchos de los convocantes a este paro. Nos encontramos enfrentados a los armados políticos que defienden así como a sus aspiraciones de una sucesión reaccionaria en este año. En nuestra práctica sindical cotidiana, de hecho, los encontramos casi siempre de la vereda de enfrente. Sin embargo, apostamos (al igual que muchos otros compañeros/as del campo popular) a la unidad de acción de la clase trabajadora para construir la fuerza que necesitamos de cara a los tiempos que vienen, en pos de impedir que la precarización de nuestra vida sea invisibilizada por la agenda de los partidos hegemónicos.

 

ESTE 31 DE MARZO PARAMOS POR:

  • PARITARIAS LIBRES Y SIN TECHO
  • PROHIBICIÓN DE DESPIDOS Y SUSPENSIONES
  • CONTRA EL IMPUESTO AL SALARIO: Reforma Tributaria y que paguen los de arriba
  • BASTA DE PRECARIZACIÓN LABORAL: por una Ley contra las Tercerizadas, por un Ministerio de Trabajadores/as de la Economía Popular
  • 82% MOVIL PARA LOS JUBILADOS/AS
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather