Cerca de 400 participantes se congregaron en Tandil para el Encuentro Regional de Mujeres

Tras un intento de suspenderlo durante las últimas horas del viernes, finalmente ayer empezó el encuentro que nuclea a mujeres provenientes de diferentes puntos de la provincia. La convocatoria, que se extiende hasta hoy, prevé múltiples talleres y actividades recreativas.

Luego del inconveniente que se presentó el viernes durante las últimas horas de la tarde, cuando las autoridades educativas comunicaron a la organización del tercer encuentro regional  de Mujeres que no iban a poder usar las instalaciones de la Escuela de Educación Secundaria 8 (exComercio) para realizar las actividades previstas, finalmente el encuentro pudo llevarse a cabo tal como estaba pautado.

Los contenidos propuestos en el evento pusieron en alerta a representantes pro vida, que consideraron que la escuela “no es un espacio propicio para este tipo de actividades, ya que el rol debe ser la educación y el respeto por las leyes y la vida de todas las personas”. Representantes de las organizaciones convocantes llamaron a movilizarse y en pocos minutos habían tomado la sede de la Jefatura Distrital, hasta que lograron una respuesta que ratificó la realización de las actividades.

Tras el conflicto originado en la antesala de la convocatoria, ayer comenzó en el establecimiento educativo, ubicado en 4 de Abril y Marconi, el encuentro que nuclea a más de 400 mujeres de diferentes puntos de la provincia. La idea de esta instancia es generar un espacio de encuentro, con diversidad de propuestas, donde problematizar y compartir experiencias sobre ser mujer, lesbiana o trans en la sociedad de hoy y trazar propuestas colectivas que apunten a un mejor vivir, según la información compartida por las organizadoras del evento.

La apertura

El panel inaugural estuvo a cargo Agustina Cepeda, docente e investigadora de la Unmdp y capacitadora en Educación Sexual Integral; Daniela Fagioli, integrante de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, y Analía Bruno, médica de la red de profesionales por el Derecho a Decidir. La conferencia versó sobre temas pertinentes al aborto legal bajo el lema “Educación sexual para descubrir, anticonceptivos para disfrutar, aborto legal para decidir”. La disertación estuvo enmarcada en las alternativas y frentes de trabajo que surgen ante el rechazo que la ley de interrupción voluntaria del embarazo tuvo en el Senado nacional el 9 de agosto.

Analía Bruno, especialista en medicina general, que se desempeña en un centro de salud de Villa Soldati, en la Ciudad de Buenos Aires, contó sus experiencias vinculadas al acceso a la interrupción legal del embarazo en ese territorio. La profesional de la salud remarcó que es necesario conocer la dinámica de los diversos territorios, qué se puede hacer desde cada lugar y qué no, para brindar las mejores respuestas posibles.

En la provincia, por tanto, existe actualmente el protocolo de atención integral de los abortos no punibles, al que el Municipio de Tandil adhirió. Esa legislación contempla que el aborto practicado por un médico diplomado con el consentimiento de la mujer encinta es considerado no punible por tres causales que son: si se ha realizado con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la mujer y si este peligro no puede ser evitado por otros medios; si el embarazo proviene de una violación -conforme la manifestación de la propia víctima o su representante legal y con prescindencia de la denuncia y/o calificación penal del hecho-; o si el embarazo proviene de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente (sic).

Por su parte, la docente Agustina Cepeda puso el foco en la ley de Educación Sexual Integral vigente desde el año 2006 y de implementación obligatoria en todas las escuelas. La educadora denunció que, si bien desde muchos sectores en contra de la legalización del aborto exigen educación, los lineamientos actuales en materia educativa no se aplican como prescribe la ley en los establecimientos de la provincia de Buenos Aires.

“Los docentes son los mediadores del acceso a la salud integral. Hay que incorporar la ESI, no se cumple como corresponde en las escuelas del territorio bonaerense. ¿Por qué no tenemos la ESI en las escuelas?”, señaló Cepeda.

Además, hizo hincapié en las deficiencias que existen en la formación de formadores, que no reciben en las materias de las diferentes carreras docentes y profesionales, contenidos con perspectiva de género. Este hecho genera inconvenientes a la hora del dictado de clases que abarquen los lineamientos propuestos por la educación sexual integral, que “deberían estar entramados en todos los contenidos de los diseños curriculares”, afirmó.

Posterior al panel de apertura, las actividades continuaron a través del dictado de diversos talleres. Para la jornada de hoy está previsto el cierre del encuentro, con las conclusiones y propuestas de trabajo obtenidas en los espacios de debate y construcción, actividades abiertas recreativas y la realización de una marcha por las calles de la ciudad, a las 18.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailby feather